RSS
 

“LA INSEGURIDAD EN EL ECUADOR”

06 jun

Quienes hacemos www.ecuador-vial.com, creemos que es hora de reflexionar sobre las necesidades y falencias respecto de nuestra propia seguridad, por esa razón, a lo largo de este documento, nos proponemos orientarle y recomendarle acciones básicas de prevención que permitan incrementar o fortalecer los niveles de seguridad personal, la de su familia y la de sus propiedades, convencidos de que usted al conocer y poner en práctica los consejos sugeridos, encontrará esa paz ciudadana tan anhelada por los ciudadanos ecuatorianos.

Le sugerimos  que lea detenidamente este artículo, que reflexione sobre la propuesta planteada, ponga en práctica lo sugerido, y de ser posible hágalo extensible en su entorno familiar, en los colegios o en la comunidad misma.

La “INSEGURIDAD”, “INCERTIDUMBRE” o “MIEDO COLECTIVO” en el Ecuador está  inquietando a sus habitantes, que con justa razón demandan de los organismos pertinentes, la seguridad necesaria para ejercer sus derechos y vivir con dignidad.

De acuerdo con un estudio de opinión realizado por la empresa CEDATOS, el 65% de la población ecuatoriana, ha sido víctima o tiene algún familiar que ha sido víctima de un hecho delictivo. Según dicho estudio, el 28% de la población está de acuerdo con que la solución es implementar programas generadores de empleo; el 23% considera importante una mayor participación de las Fuerzas Armadas en las acciones de control; un 23% cree que es necesario aumentar el número  de efectivos policiales; el 15% concuerda que se requiere una mayor capacidad de respuesta por parte de las autoridades; y, finalmente un 10% ve como solución crear más programas sociales.

Lo cierto es que de las estadísticas que manejan los organismos responsables de la seguridad ciudadana en el Ecuador, se pueden destacar dos hechos evidentes:

 1)     La inseguridad es real; y,

2)     La posibilidad de ser víctima de un hecho delictivo, está directamente relacionada con el grado de “exposición” de la víctima.

Consecuentemente, la seguridad de los ciudadanos no es un problema estrictamente policial o de estado, la seguridad ciudadana es un bien común y una responsabilidad que corresponde a todos los ecuatorianos. La participación activa de la ciudadanía es necesaria e ineludible, con el fin de generar propuestas y acciones que permitan desarrollar estrategias de prevención adecuadas y sobre todo oportunas.

¿Qué debemos saber sobre seguridad…?

Como primera medida de seguridad, cada uno de nosotros, debemos desarrollar un “cuestionario de evaluación de nuestro propio riesgo”, en la que anotaremos en forma clara y sencilla, todas las medidas de seguridad que cada uno de nosotros adoptamos en nuestros desplazamientos a pie y/o en vehículo, así como tratar de determinar el “tiempo de exposición” es decir el tiempo que permanecemos en la calle a pie y/o en vehículo. Si esta evaluación determina un porcentaje considerado como regular o malo, es necesario que cambiemos nuestro modo de vida, porque somos víctimas potenciales de un hecho delictivo.

ENTRE EL PELIGRO Y EL RIESGO:

El diccionario define el peligro como “aquella situación que puede ocasionar un daño o mal, es una situación de hecho o contingencia inminente”; mientras que el riesgo queda definido como la “probabilidad de que ocurra un daño futuro”, es una probabilidad.

Generalmente, la noción de riesgo suele utilizarse como sinónimo de peligro. Sin embargo, el riesgo está vinculado a la vulnerabilidad, mientras que el peligro aparece asociado a la factibilidad del perjuicio o daño. Por lo tanto, es posible distinguir el riesgo (la posibilidad de daño) del peligro (la probabilidad de accidente).

La gran diferencia radica en que el peligro es parte de nuestra vida cotidiana, está latente, es cualitativo, hay o no hay. En  cambio el riesgo es cuantitativo, aumenta o decrece en relación a las medidas de prevención que se adopten o no para evitar o minimizar el peligro. Por ejemplo, si una persona quiere saltar en paracaídas estará enfrentado a un peligro. Si toma las medidas de seguridad necesarias, esto no significa que sea un riesgo. En cambio, si esta persona no le da importancia al peligro y no toma medidas de seguridad adecuadas, entonces estará expuesto al riesgo.

Sin embargo, muchas políticas de seguridad con consecuencias negativas, se han implementado sobre la confusión conceptual que se ha venido arrastrando entre el peligro y el riesgo.

“Una buena previsión tiende a reducir al máximo los riesgos”

VENTAJAS QUE TIENE EL DELINCUENTE A SU FAVOR…

Con la finalidad de tratar de evitar o minimizar los daños causados en caso de producirse un hecho delictivo, es importante conocer, cuáles son las ventajas que tiene a su favor el delincuente para cometer un ilícito:

    • Uno de los principales factores que favorece la comisión de un hecho delictivo es “la sorpresa”, por lo tanto, para contrarrestarla, debemos prestar mayor atención y aumentar nuestro grado de alerta durante el tiempo de exposición (a pie o en vehículo);
    • La segunda condición es el conocimiento de la víctima y/o del terreno”.  Desde la perspectiva de la seguridad personal, para contrarrestar esta condición es preciso conocer nuestras debilidades en nuestras actividades diarias y que muchas veces las convertimos en rutina. En el caso del “secuestro expréss” o “sacapintas”, generalmente los delincuentes no conocen a sus víctimas, pero sí conocen el terreno dónde actúan, saben cuánto dinero sacan del banco o del cajero y las actividades que realizan los organismos de control en dicha zona.
    • “La rapidez” sumada a la oportunidad, es la tercera condición que tiene el delincuente a su favor. Por lo tanto, mientras estamos expuestos, debemos permanecer alerta no solo física sino también mentalmente, para reaccionar en forma rápida y efectiva frente a un riesgo evidente.
  • La cuarta y última condición es el “dominio absoluto de la situación”. El delincuente lo tiene todo controlado y le recomendamos que es mejor no resistirse, porque el resultado podría superar la intención primaria del delincuente y el daño podría ser mayor.

A través de “la observación”,  los ciudadanos debemos aprender a cerrar el área de riesgo” que nos rodea, para detectar a tiempo las situaciones de riesgo o peligro inminente que nos acosa y tratar de evitarlas o minimizar sus consecuencias.

“Reducir las situaciones de riesgo, es la primera regla para vivir más seguro…”

1.- SEGURIDAD DE LAS PERSONAS

En este capítulo, analizaremos las diferentes situaciones de riesgo en las que nuestra integridad física puede ser objeto de una agresión, dedicando mayor énfasis a las situaciones de riesgo de aquellas personas que integran los grupos “vulnerables” como son: menores, mujeres, adultos mayores y discapacitados.

1.1. NORMAS GENERALES:

La vida en sociedad ocasionalmente nos muestra su cara más agresiva, traducidas en diversas formas de ataque a las personas y a sus propiedades. No obstante, la posibilidad de sufrir una agresión no debe llevarnos a convivir en un estado constante de temor y ansiedad, ya que aumentando nuestros niveles de precaución y prudencia, en nuestras actividades diarias, hará que nos sintamos más seguros.

¿Cómo prevenir ser víctimas de una agresión?

Generalmente, el objetivo principal de un ataque personal es apoderarse de nuestras pertenencias. El agresor no tiene intención de causarnos daño físico, pero sabe, que está dispuesto a hacerlo para obtener sus resultados.

¿Qué busca el agresor…?

         1.    La posibilidad de obtener fácilmente su dinero u objetos de valor; y,

         2.    Perpetrar el hecho de la forma más impune posible.

Por lo tanto, debemos aumentar el “nivel de alerta” cuando:

  • Retiramos dinero del cajero o del banco.
  • Sacamos la cartera para realizar algún pago.
  • Ingresamos a un garaje o cuando estacionamos nuestro vehículo en las vías.
  • Caminamos por lugares oscuros o solitarios.

Existen otras situaciones que se presentan con demasiada frecuencia, en las que nuestra integridad física puede estar en riesgo, y son los incidentes” por accidentes de tránsito.

Le proponemos los siguientes consejos:

  • En caso de un accidente de tránsito mantenga la calma, llame a los organismos encargados del control y trate en lo posible de llegar a un acuerdo con la otra parte
  • Si por descuido realiza una maniobra peligrosa, pida disculpas. No responda a las provocaciones
  • Cuando se vea involucrado en una maniobra peligrosa, evite enfrentamientos y persecuciones. Si cree prudente, anote la matrícula  y comunique inmediatamente al organismo pertinente.

“La mejor manera de ganar una pelea, es no tenerla”

1.2. MENORES:

La Policía Nacional está desarrollando una campaña de seguridad en los diferentes centros de enseñanza, para evitar la comisión de delitos relacionados con los estudiantes en sus instalaciones y sitios aledaños. Le resultará habitual ver miembros de la policía cuando van a dejar o recoger a sus hijos a la escuela o colegio, o cuando pasa por las proximidades de centros educativos. No obstante, los padres, son la principal fortaleza con la que cuentan sus hijos en lo que se refiere a su seguridad.

Los riesgos a los que deben enfrentarse son múltiples, dependiendo del grupo de edades en el que se encuentran:

  • De manera significativa a partir de 7 u 8 años, ocasionalmente se presenta el problema del acoso escolar por parte de sus compañeros; NUNCA…. descarte esta posibilidad, hable con él, pregúntele por su relación con los demás niños, observe su actitud ante el centro educativo, tenga en cuenta que es una edad clave en el desarrollo de su personalidad.
  • Los menores de corta edad, aunque en ocasiones también mayores, pueden ser víctimas de acoso sexual, cuyo agresor pudiera estar en su entorno de confianza, esté atento a sus reacciones, sus comentarios, sus actos…
  • Generalmente los niños mayores de 11 años, ya comienzan a verse expuestos a peligros propios de adultos como: alcohol, drogas, acosos, agresiones, delitos menores…

Tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

Enseñe normas básicas de comportamiento:

  • Debe saber su nombre completo, dirección y teléfono;
  • Debe saber cómo proceder cuando contesta el teléfono o llaman a la puerta;
  • Conocer a sus amistades es muy importante
  • Analice los comentarios que emita el estudiante sobre el colegio y los estudios
  • No subir a vehículos con desconocidos.
  • No aceptar, comer ni beber lo que le brinden personas extrañas;
  • Propicie el deporte y otras actividades sociales y culturales como la música, el baile, el teatro..
  • Hágase amigo del policía más cercano a su plantel, él le ayudará a resolver sus problemas.

“No prohíba, convénzale, hágale comprender…”

Menores en internet:

Siempre hemos pensado que los mayores peligros para los niños estaban en el exterior de nuestro hogar, ahora debemos saber que también corren importantes riesgos cuando están sentados tranquilamente frente a un computador, ya que:

  • Pueden acceder a páginas de contenido sexual inadecuado, racista, violento. Consulte a un especialista la forma de bloquear el ingreso a estas páginas.
  • Pueden facilitar datos y archivos susceptibles de ser utilizados maliciosamente por otras personas: lugar donde vive, el nombre del colegio y sus horarios de entrada y salida, fotos, datos de vehículos, cuentas bancarias etc…
  • Pueden concertar citas con personas que ocultan su verdadera identidad amparados en el anonimato a través del “chat”.
  • Pueden ser acosados, amenazados, estafados etc.

 

Por esta razón… los padres deben:

    • Acompañar a sus hijos a disfrutar de las grandes posibilidades que ofrece el internet, con la idea de que cuanto más sepan sobre este medio tecnológico, mejor se desenvolverán en él.
  • Informarles de que en los “chats”, es posible que tras una identidad falsa o un seudónimo se oculten personas malintencionadas.
    • Propiciar que les cuenten cualquier proposición sexual, amenaza, intento de extorsión o coacción que reciban por este medio.
  • Decirles que tiene que consultar con ustedes para cualquier compra o venta por internet.
  • Hacerles saber que no hay que proporcionar información de teléfonos, domicilios, nombres o apellidos, datos personales y familiares a nadie, ni por internet ni por teléfono…

“No se trata de prohibir, sino de guiar y educar…”

1.3. MUJERES:

Como regla general, las mujeres presentan una menor resistencia física al ser agredida por un asaltante, por ello el delincuente las prefiere como víctimas. Además, son las que sufren prácticamente la totalidad de los ataques sexuales realizados contra adultos, por consiguiente deben tener en cuenta especialmente la vulnerabilidad a la que podrían ser sometidas en las siguientes situaciones:

  • Al entrar y salir de los estacionamientos públicos.
  • Al acceder a ascensores.
  • En sótanos y garajes.
  • En zonas aisladas y solitarias.
  • En áreas mal iluminadas, en especial en horarios nocturnos.
  • Caminando sola en las vías o carreteras; enséñele a caminar dándole la cara a la circulación vehicular.

1.4. PERSONAS ADULTAS MAYORES:

Los delincuentes suelen considerar a las personas adultas mayores, como víctimas propicias para conseguir sus objetivos, tanto por medio de la agresión como del engaño. La realidad es que, proporcionalmente, sufren menos delitos que personas de otras edades, ya que suplen su falta de habilidades funcionales con la experiencia.

Mencionaremos, no obstante, algunos métodos con los que intentarán engañarles:

    • En la “vivienda”, haciéndose pasar por supuestos empleados de un servicio de suministro de agua, electricidad, telefonía, gas…
    • En la “calle”, al sacar dinero en efectivo del banco, sobre todo en las fechas próximas al pago de la quincena o mensualidad.
    • También en la calle, mediante engaños en los que se ofrece la oportunidad de ganar un dinero de forma rápida:
    • Al efectuar operaciones en cajeros automáticos.
    • Por teléfono, solicitando dinero para que se les pueda entregar un supuesto premio que han ganado.
    • Un menor o un minusválido que está tirando billetes porque no sabe que es dinero.
    • La persona que tiene un boleto de sorteo premiado, pero que necesita urgentemente el dinero y no puede esperar para cobrarlo.
    • La persona que viene a limpiarle una mancha en la ropa.
    • La venta de presuntos objetos valiosos que resultan ser falsos o inexistentes
    • Encontrarse un  paquete con billetes y quieren compartir con Usted., esa “buena suerte” (paquetazo).
  • Solicitan que les lean una dirección escrita en un papel. (uso de escopolamina).

2.- NORMAS DE SEGURIDAD EN LA CALLE

El mayor número de asaltos, robos, hurtos y otras agresiones ocurren en la calle; nuestra actitud, siempre alerta y atenta a todo lo que acontece a nuestro alrededor puede ser la clave para que se produzca o no un evento en nuestra contra, y por eso, el prevenir situaciones de riesgo es la PRIMERA REGLA del vivir seguro.

“Para el delincuente no hay edad, sexo o clase social…”

Recomendaciones:

  • En la medida de lo posible evite la rutina: salir a la misma hora, pasar por los mismos lugares, tomar el bus en la misma parada…
    • Cuando camine sobre las aceras, lleve bolsos u otras pertenencias de valor al frente contra su pecho y cubiertas por el antebrazo.
    • Manténgase alerta.  Este atento a lo que le rodea; observe quien va caminando delante y detrás de usted. No se distraiga. Si le preocupa la delincuencia en una determinada zona o área, pídales a sus amigos que lo acompañen.
    • Cuando observe las vitrinas trate de utilizarlas como espejos y vea lo que sucede a sus espaldas. No permanezca absorto frente a una exhibición, es preferible entrar al negocio y pedir que nos muestren lo que nos llamó la atención.
    • Confíe en su instinto de conservación. Si se siente incómodo (a) en un lugar o ante determinada situación, no vacile en retirarse.
    • Siempre que utilice los servicios de un cajero automático bancario, hágalo rápido, memorice su clave, evite consultar su saldo para luego hacer un retiro, tome su dinero, su tarjeta y el comprobante de la transacción y guárdelos en su cartera. No tiene ningún sentido el contar su dinero a la vista de las demás personas. Evite hacer estas operaciones de noche o en sitios aislados si no está acompañado.
    • Trace la ruta más directa a su destino y úsela. Escoja calles transitadas y bien iluminadas, y evite cruzar por terrenos desolados, callejones y áreas de construcción. Utilice el camino más largo si cree que es el más seguro.
    • Conozca su barrio o sector. Averigüe la ubicación de tiendas y restaurantes y hasta que hora permanecen abiertos, y dónde está ubicada la Unidad de Policía más cercana.
  • En lo posible, trate de pasar inadvertido. Sea discreto en el uso de joyas que realcen su imagen de persona adinerada, ya que estas son un gran atractivo para los delincuentes en busca de objetos de valor.
    • No use el celular mientras camina o utilice un medio de transporte público;
    • No exhiba joyas o ropas costosas mientras camina o hace uso del bus de servicio urbano o de buses interprovinciales.
    • Evite en lo posible las aglomeraciones, si observa algo anormal cruce la calle y aléjese del lugar.
    • Si va a cambiar moneda extranjera, hágalo sólo en establecimientos formales, que le ofrezcan seguridad y garantías.
    • No tome taxis con los vidrios polarizados, placas borrosas o sin placas.
    • Al salir de un banco o cajero automático nunca suba al primer taxi que asome.
    • Evite el uso de taxis piratas o ilegales. De preferencia tome taxis convencionales (amarillos).
    • No comparta el taxi con desconocidos. Memorice el nombre de la cooperativa y el número de disco, al tomar un taxi.
  • Inmediatamente de subir a un taxi pida al taxista que asegure todas las puertas, ponga especial atención al seguro de la puerta delantera derecha (del acompañante del conductor).
    • Desconfíe de los motociclistas, es especial de aquellos que conducen en dirección contraria a la permitida o que se vuelvan bruscamente hacia usted. Preste especial atención a motos tripuladas por dos personas (no importa el sexo). Recuerde que un gran número de “arranches” y de robos en la vía pública son cometidos por los pasajeros de las motocicletas.
    • Cuando ocurran determinadas circunstancias favorables a la autodefensa, esta puede y debe ejercerse. Tenga en cuenta que el asaltante está nervioso y es también vulnerable a una actitud resuelta y valerosa por parte de la persona que está siendo atacada.
    • Si por el contrario, usted es sorprendido y sometido, mantenga la calma y no oponga resistencia, no haga movimientos bruscos u otros que puedan hacer suponer al delincuente que usted empuñará un arma u ofrecerá mayor resistencia.
  • Jamás actúe con el factor sorpresa en su contra. Manifieste su deseo de cooperar; ningún bien material aun teniendo un alto valor sentimental, equipara al valor que tiene su vida o la de los suyos; no discuta y entréguelas. No mienta si le preguntan algo que posteriormente puedan verificar. Considere algo muy importante, el criminal está acostumbrado a la violencia, usted no.

2.1.- COMO EVITAR EL SECUESTRO EXPRÉS:

El secuestro exprés es una forma de extorsión realizada por la delincuencia organizada que puede afectar a personas de cualquier condición social y económica, y no se necesita una gran infraestructura para cometerlos.

Disminuya el riesgo siguiendo estos consejos:

  • No concentre su dinero en una sola cuenta bancaria.
  • No maneje dinero efectivo en grandes cantidades.
  • Evite ser rutinario en sus actividades y horarios, en especial en las de tipo bancario.
  • Conserve un perfil bajo, no sea ostentoso ni presumido.
  • Omita números telefónicos privados en sus tarjetas de presentación.
  • Nunca facilite información personal por teléfono ni por Internet.
  • Identifique los vehículos de sus vecinos para detectar los que no pertenecen a tu sector.
  • Comunica a alguien de confianza del lugar que sales y al que vas a acudir, en especial en la noche.
  • Cuando vea gente sospechosa, aléjese del lugar, avise a la policía y a un familiar.
  • No haga citas con desconocidos en lugares poco frecuentados.
  • Cuando crea que le siguen, busque rutas alternas.

Para evitar extorsiones por teléfono:

  • Instale identificador de llamadas.
  • Tenga a la mano el directorio actualizado de toda su familia.
  • Cuando reciba una llamada de extorsión, obtenga la mayor información de su interlocutor.
  • Conserve la calma e intente localizar a un familiar.
  • Reporte el suceso a la Policía y siga las instrucciones que le recomienden.

2.2.- SEGURIDAD EN EL TRANSPORTE PÚBLICO:

Aeropuertos, estaciones y terminales:

  • Nunca registre a su nombre equipajes de personas desconocidas.
  • Identifique claramente sus pertenencias antes de registrarlas.
  • Evite viajar con elevadas sumas de dinero.
  • No pierda de vista su equipaje y pertenencias en ningún momento.
  • Procure llevar el menor número de bultos posible, así, será más fácil su control.
  • No confíe el transporte de su equipaje a personas que no estén debidamente acreditadas.
  • No lleve encima objetos que pudieran considerarse peligrosos. Infórmese antes de viajar (especialmente en aeropuertos).
  • Infórmese de los documentos que necesita para ir a su lugar de destino.

Autobuses y metros:

  • Lleve  el pasaje justo y a la mano, si lleva mucho dinero, preferible no use el transporte público.
  • Evite sentarse cerca de las puertas, pues un asaltante puede alcanzar su cartera o joyas mientras el bus sale de la estación o parada.
  • En caso de aglomeración, esté atento a los objetos que lleva en sus bolsillos.
  • Coloque el bolso, mochila o similar de forma que lo tenga controlado. Llévelo cerrado.
  • Sea solidario con las mujeres acosadas por algún pervertido sexual. Denúncielo.
  • Cuando espere para abordar un transporte público, no permanezca inmóvil en un solo lugar, cambie de vez en cuando de posición y siempre esté pendiente de su entorno.
  • Manténgase vigilante si se desembarca en una estación con poco movimiento de gente o en zonas aisladas.

Tenga especial cuidado:

  • Cuando esté en la cola para facturar o esté facturando.
  • Cuando esté en un establecimiento público (cafetería, bar, tienda…).
  • En las paradas intermedias de su viaje.

3.-  SEGURIDAD DOMICILIARIA:

La vivienda es el espacio privado donde las personas desarrollamos nuestra vida, es el lugar donde nos encontramos más seguros. Por ello, debemos poner especial atención en su protección.

3.1. PUNTOS DE ACCESO:

Las puertas, las ventanas y los accesos desde el garaje o el jardín son, evidentemente, los puntos más vulnerables para acceder a una vivienda de manera ilícita, algunas recomendaciones para asegurarlos son:

    • Instale una puerta blindada con puntos de anclaje a diferentes partes del marco, que también deben estar reforzados.
    • Las cerraduras deben ser modernas y resistentes, consulte con especialistas del ramo. Cuando salga de su domicilio, cerciórese que la cerradura este completamente activada.
    • Las ventanas pueden ser accesibles desde el exterior sin excesiva dificultad, deberían protegerlas por rejas
    • Si tiene garaje de acceso directo al domicilio, la puerta exterior del garaje o la que comunica el garaje con el domicilio, debe tener las mismas medidas de seguridad que la puerta principal de entrada.
    • Es aconsejable un sistema de alarma en caso de vivienda unifamiliar o vivienda de planta baja.
  • Si ha adquirido una nueva vivienda, o si ha perdido o le han sustraído las llaves, cambie las cerraduras.

3.2. VISITAS INESPERADAS Y MERODEADORES:

En ocasiones, los delincuentes prefieren entrar en los domicilios cuando sus ocupantes están en el interior, y así, lograr sus objetivos bajo el uso de la fuerza y amenaza:

    • Sea precavido al entrar y al salir de casa, del garaje, al tomar el ascensor y al estacionar su vehículo.
  • Recuerde el consejo que se da a los niños: no abra a desconocidos. Compruebe antes de abrir la puerta.
  • No accione el portero automático si desconoce quien llama, compromete su seguridad y la de sus vecinos (conjunto habitacional). La instalación de un vídeo-portero mejoraría la seguridad de la casa, condominio o edificio.
    • Pida siempre al personal de las empresas de servicios (teléfono, electricidad, gas, agua…) que se identifique.
  • Compruebe la visita de estos empleados llamando a la empresa correspondiente. Rechace el número de teléfono de la tarjeta que le muestre, ya que puede ser contestada por un cómplice. Si tiene alguna duda, mantenga al visitante fuera del domicilio, con la puerta cerrada o la cadena de seguridad puesta, mientras comprueba la identidad.

3.3. RIESGOS EN EL INTERIOR:

Por la frecuencia con que se produce, no podemos dejar de recordar el peligro que puede ocasionar el suministro de gas a los domicilios, tanto por las bombonas como por conductos defectuosos.

Para evitarlo:

  • Revise sus instalaciones con la periodicidad recomendada por los fabricantes.
  • Si nota olor a gas, no debe accionar ningún aparato eléctrico, encender luces o utilizar el teléfono. Es importante recordarlo para evitar males mayores.
  • El resto resulta obvio: ventile la casa abriendo las ventanas, cierre los mandos del gas y la llave general.
  • Llame al servicio de urgencias de su instalador

4.- SEGURIDAD VEHICULAR:

4.1.- NORMAS DE SEGURIDAD EN VIAJES Y DESPLAZAMIENTOS:

    • Es importante el uso del cinturón de seguridad, para minimizar los daños personales en caso de impacto. Haga de su uso un hábito.
    • Mantenga siempre sus dos manos en el volante, no muy tensas.
    • Conozca y aprenda a familiarizarse con todas las rutas posibles.
    • Cambie  su ruta constantemente.
    • Manténgase particularmente alerta cuando entra o sale del automóvil, desembarque con cuidado.
    • Conduzca con los seguros en las puertas, no se baje del vehículo en forma inmediata. Antes de bajarse mire por los retrovisores el campo visual posterior.
    • De preferencia mantenga siempre el tanque de combustible lleno.
    • Planifique su viaje con anticipación.
    • Nunca  deje niños solos en el interior del vehículo.
    • Mantenga su automóvil en buenas condiciones para evitar daños imprevistos.
    • Nunca se ofrezca a llevar a desconocidos.
    • Si su vehículo  sufre un  daño mecánico, levante el capo, encienda las luces de emergencia, utilice los triángulos de seguridad y el uso de un chaleco reflectivo sería una buena opción de seguridad complementaria.
    • Si alguien lo sigue en un automóvil, diríjase a la estación de policía, bomberos, de gasolina o cualquier otro negocio o residencia cercana, desde donde pueda llamar a la policía. Apunte el número de placa y una descripción del vehículo sospechoso. Si no hay ningún lugar cercano donde pueda refugiarse, toque la bocina repetidamente y encienda las luces de emergencia.
  • No confíe en el semáforo, algunos semáforos tienen una luz amarilla anormalmente corta, lo que aumenta el riesgo de accidentes.

4.2.- SUSTRACCIÓN DEL VEHÍCULO:

    • Un vehículo abierto es una invitación para el robo o hurto. Ciérrelo, incluso en paradas o estacionamientos cortos.
    • Utilice elementos de seguridad disuasivos: barra en el volante, interruptores eléctricos, alarmas, grabación de la placa en los vidrios de las ventanas…
    • Infórmese de los nuevos sistemas de seguridad para vehículos, como los sistemas de localización por GPS.
  • Nunca deje la documentación dentro del vehículo.

4.3.- SUSTRACCIÓN DE OBJETOS DEL INTERIOR DEL VEHÍCULO:

    • No deje objetos a la vista, ni siquiera bolsos que puedan hacer suponer que contienen objetos de valor.
    • Circule con las puertas aseguradas y cierre las ventanillas que no pueda controlar visualmente, en especial cuando circula por zonas urbanas.
    • Cuando esté circulando, no deje el bolso o la cartera en los asientos o a la vista, pueden ser objeto de sustracción mediante la rotura de alguna de las ventanillas durante las paradas en los semáforos o en los pasos para peatones.
  • Sea precavido con los avisos que tratan de hacerle bajar del vehículo tales como que sale fuego, echa humo, lleva un neumático pinchado etc… En el mismo sentido, cuando sufra un pequeño choque contra su vehículo. Puede ser una artimaña para perpetrar un robo o un hurto.

4.4.- SUSTRACCIÓN DE LAS PLACAS DEL VEHÍCULO:

    • La finalidad es utilizarlas para cometer otros ilícitos.
  • Denuncie en cuanto tenga conocimiento, le evitará problemas y molestias innecesarias.

5.- LA DOCUMENTACIÓN:

    • La suplantación de identidad es un medio propicio para la comisión de otros delitos.
    • Sea restrictivo a la hora de facilitar sus datos personales a personas o a entidades desconocidas, tanto por internet como por teléfono.
    • Tenga cuidado cuando se desprenda de recibos de operaciones en cajeros automáticos, recibos de servicios, estados de cuentas bancarias o de tarjetas de crédito. Destrúyalos si no los va a necesitar.
    • Si pierde o le roban su documentación, reporte inmediatamente al organismo pertinente. Recuerde que dicho reporte lo puede hacer por internet. Esté pendiente de sus cuentas. llegue al extremo de no autorizar otros movimientos que no sean los habituales, especialmente pagos por compras y transferencias.
  • Ponga mucha atención, cuando al ingresar a una institución pública o privada le solicitan su cédula.

5.1.- LAS TARJETAS DE CRÉDITO:

Son un objetivo preferido por los delincuentes, si acepta estas medidas, ganará en seguridad:

    • Procure no perderla de vista cuando haga algún pago con ella, observe que le pasen por el aparato lector adecuado.
    • No guarde la clave junto a la tarjeta.
    • En ocasiones, los delincuentes colocan dispositivos en los cajeros automáticos para copiar la información de su tarjeta. Para obtener su clave suelen emplear un teclado superpuesto o una pequeña cámara que graba sus movimientos.
    • Por ello, es conveniente observar si hay algo anormal en el cajero y ocultar el movimiento de sus dedos sobre el teclado cuando introduzca su clave.
    • Si pierde su tarjeta o se la roban, llame inmediatamente a su banco o entidad emisora para reportar y solicite el bloqueo respectivo.
    • Compruebe frecuentemente sus movimientos bancarios y cambie de clave periódicamente.
  • Tenga mucho cuidado cuando realice compras por Internet.

6-. OTROS BIENES:

6.1.- BIENES DEL HOGAR:

  • Haga un inventario de sus objetos de valor, de ser posible debe marcarlos con su número de cédula, incluyendo fotografías, y anote todos los datos que puedan ayudar a identificarlos en caso de robo.

6.2.- TELÉFONOS MÓVILES:

Para un delincuente no hay mejor oportunidad de obtener un objeto valioso, que una persona hablando por un teléfono móvil de forma descuidada en la vía pública o, cuando  está un bar y deja el teléfono, sobre la mesa, o en una mochila o bolso abierto.

Preste atención:

    • Haga marcar su número de cédula en la parte interior del celular.
    • Cuando hable por celular, observe su entorno.
    • No facilite su hurto, exponiéndolo a la vista en lugares públicos.
    • Los niños pequeños con el teléfono en las manos son una presa fácil.
    • No lo deje a la vista en el vehículo, ni siquiera cuando va circulando.
    • Tenga anotados y activados el código de seguridad y el número PIN.
    • Haga una copia de seguridad de la información que le interesa conservar, especialmente la agenda de teléfonos.
  • No llame cuando reciba un mensaje de que ha sido el ganador de un premio generoso: autos, viajes, motos….

SI YA SE LO HAN SUSTRAÍDO:

    • Informe a su operadora.
  • Denuncie la sustracción.

De esta forma, usted evita que su teléfono móvil sea comercializado en sitios informales.

7.-  SEGURIDAD EN INTERNET:

El Internet ofrece un nuevo campo para las actividades de los delincuentes, aunque no por ello hay que huir de las posibilidades que este medio nos brinda en la actualidad.

Si se seguimos ciertas normas de seguridad, algunas operaciones pueden ser incluso más seguras que las efectuadas en el “mundo real”.

7.1. COMPRAS Y VENTAS SEGURAS:

    • Compre o venda en páginas de confianza.
    • No dé nunca los números de sus cuentas, ni siquiera para ingresos.
    • No adelante dinero para recibir regalos o premios en metálico, ni para obtener contratos de trabajo.
    • Sólo utilice su tarjeta de crédito en páginas de absoluta confianza y de entidades reconocidas.
    • Sea cauto con las ofertas generosas, en especial las que provienen de otros países.
  • Asegúrese de que está en un sitio seguro para las transacciones:
  • Debería aparecer un candado en alguna parte inferior del navegador.
  • Como norma general, el inicio del nombre de la página debería ser: “https://www.”, en lugar del habitual “http://www.”.
  • No confíe por el hecho de que la página diga que tiene las medidas de seguridad apropiadas

7.2. OTROS ESTAFAS Y FRAUDES:

    • Sea precavido con algunas ofertas de trabajo, especialmente con aquellas que le piden que adelante dinero o las que le ofrecen ganancias por ser intermediario en operaciones financieras tales como trasladar dinero de una cuenta a otra.
    • Compruebe que la página web en la que está, pertenece realmente a la empresa o institución que estaba buscando. Hay páginas que, con el propósito de estafar, imitan a otras reales. La forma más común de acceder a las falsas es por medio de enlaces directos (dirección de una página web) en correos electrónicos.
    • Tenga especial precaución con los correos de supuestas entidades bancarias que le piden los datos de sus cuentas, de sus tarjetas o su identidad. ¡Proteja su identidad!.
    • Pornografía infantil. Si, casualmente, encuentra en internet algún archivo relacionado con este delito, o alguien se los ofrece, póngalo en conocimiento de la autoridad competente. Sepa Ud., que la mera posesión de estos archivos es un delito.
  • Si Usted., se encuentra solo (a), tranquilícese. Tenga mucho cuidado de aceptar propuestas de aquellas o aquellos que buscan su media naranja. Es peligroso.

8.-  SEGURIDAD FAMILIAR:

Habitualmente la familia constituye un entorno de paz y seguridad para las personas, pero a veces esta apariencia de normalidad, unida a la privacidad puede esconder una realidad muy distinta.

El Estado, en su afán de dar seguridad a sus ciudadanos, extiende su protección al ámbito de las relaciones intrafamiliares, entorno en el que la mayoría de las personas encuentran satisfacciones y alegrías, pero que en algunos casos entraña conflictos y peligros reales.

8.1. LA PAREJA:

Amenazas, coacciones, malos tratos físicos y psíquicos, dentro del ámbito de la familia, son conductas delictivas que no están amparadas por la privacidad del hogar o de las relaciones de pareja. Las mujeres, los niños y las personas mayores tienen más probabilidades de ser agredidos por un familiar que por un desconocido.

La educación y la prevención deben ser las principales medidas en la lucha contra la violencia intrafamiliar. La protección de las víctimas de violencia en el ámbito doméstico requiere la actuación coordinada de diversas instituciones que le proporcionarán la ayuda necesaria en estos casos.

Todos los ciudadanos tenemos la obligación de aportar en la erradicación de esta lacra social que supone en muchos casos la pérdida de vidas humanas y enormes secuelas para las víctimas.

En el ámbito de la violencia de género es importante que las mujeres sepan qué recursos tienen a su alcance:

  • Policías especializados en la investigación y protección de las víctimas.
  • Asistencia jurídica y apoyo psicológico.
  • Centros de emergencia y recuperación.
  • Jueces y Fiscales exclusivos para dichos procedimientos.
  • Derechos laborales y ayudas económicas.

8.2. LOS HIJOS:

En algunas ocasiones los conflictos familiares pueden tener origen en los propios hijos: problemas afectivos, conductas inapropiadas, dificultades de relación, incluso violencia con otros niños o adultos. Tenga en cuenta que una buena comunicación se basa en el respeto mutuo, aun cuando existan discrepancias o desacuerdos.

En su caso, consulte con profesionales que le ayuden y orienten a establecer pautas de convivencia para superar sus dificultades. Si permite que los problemas de la pareja afecten a los hijos, estos pueden sufrir un grave deterioro en su desarrollo y formación como personas. Piense en resolver sus conflictos de la manera que menos les perjudique.

Finalmente, si de todos modos es víctima de un delito, siempre realice la denuncia respectiva, y colabore en todo momento con las autoridades de seguridad.

SI USTED ES TESTIGO O CONOCE HECHOS Y SITUACIONES COMO:

  • Accidentes de tránsito: atropellos, arrollamientos, choques…
  • Daños a vehículos o a propiedades de terceros…
  • Estafas, robo, hurto, coyoterismo
  • Violencia intrafamiliar…
  • Agresiones o malos tratos, tanto a personas como a animales…
  • Ataques contra bienes públicos…
  • Posesión, consumo y venta de drogas…
  • Venta de objetos prohibidos o de dudosa procedencia…

Debe:

  • Anotar o memorizar el mayor número de datos de interés para la policía.
  •  Comunicarlo a los cuerpos policiales más cercanos.

Si desea descargar este documento en PDF, de click aquí: APUNTES DE SEGURIDAD CIUDADANA

“El presente documento es el producto de una investigación comparada de varios documentos encontrados en el INTERNET, con el único fin de adaptarlos a las situaciones psicosociales vigentes en nuestro país, para mejorar la seguridad de sus conciudadanos”. www.ecuador-vial.com.

 
4 Comentario Número de veces Leidas: 2854

Perteneciente a Sin categoría

 

Deja tu Comentario

 

 
  1. windows 7 ultimate activator

    29 agosto, 2013 at 18:12

    You’re so interesting! I do not suppose I’ve truly read through anything like this before. So wonderful to find somebody with some genuine thoughts on this topic. Really.. thanks for starting this up. This web site is something that is required on the internet, someone with some originality!

     
  2. notification dll

    24 agosto, 2013 at 11:39

    Aw, this was a really good post. Spending some time and actual effort to create a good article… but what can I say… I put things off a lot and don’t manage to get nearly anything done.

     
  3. Octavio Keveth

    14 julio, 2013 at 19:27

    I just want to tell you that I am all new to blogs and certainly savored you’re blog site. Most likely I’m want to bookmark your blog post . You surely come with amazing articles and reviews. Thanks a bunch for revealing your web site.

     
  4. Danny Oña

    13 julio, 2013 at 2:51

    me parece bien el tema de la inseguridad y muy interesante, mi nombre es Danny Oña y solicitaria de la manera mas comedida que me ayude con la nueva reforma a la Policia Nacional la cual se encuentra en debate para poder difundir a mis compañeros mi mail es dannycadena85@hotmail.com , gracias por la atencion y felicitaciones mi superior, siga adelante.